jueves, 28 de julio de 2016

Conversaciones de vagón: Bombita

—Si no tuviera metas ya me hubiese amarrado unas bombas y me los hubiese llevado a toditos— dice un joven en el vagón del metro y varios de los usuarios sueltan una carcajada— Ya la barba la tengo. Este gobierno es lo único que he visto en mis 24 años. Una casa y un carro es algo normal que la gente debería tener. Hay chamos que tienen mi edad y ya tienen cuatro o cinco muchachitos. ¿Qué pueden hacer? Salir a robar. Por eso hay tantos malandros. Es por necesidad, porque la plata no te da.

El muchacho termina su monólogo y se baja en una de las estaciones.

—Ahorita la gente dice lo que siente en cualquier lado. Es lo único que queda— murmura una señora.