lunes, 31 de diciembre de 2018

Diciembre



I
Cruzar la línea huyendo del hambre y la enfermedad. Encontrarte al otro lado arraigándote a lo que eres: wajibaka, janoko, yuruma, moriche, chinchorro, warao. A veces la distancia hace conocerte mejor. ¿Cómo viven los warao en Pacaraima? Resistiendo el más insoportable de los despojos. Y así se sientan “como árbol caído”, “como que vamos a canalete”,  nadie puede quitarles la raíz fundamental, su cultura, su idioma.
Raíz. Curación. Madre.
Raíz de los que se adaptan en nuevos territorios. Raíz que integra y no desplaza. Raíz que se prepara para convivir. En eso andan algunos warao por allá en Brasil, ya Dios les mandó a Jesús, Felipe, Peggy para que los acompañen, ya les contaremos más, pero hace falta mayor solidaridad.

sábado, 29 de diciembre de 2018

De San Benito recuerdo...



De San Benito recuerdo…

Que se me metió la idea de verlos desde que vimos el documental “El Misterio de las Lagunas” de Atahualpa Lichy. Que al año siguiente, el 28 de diciembre, llegamos a Mucuchíes, juntos, porque queríamos estar. Que el 29 de diciembre madrugamos y nos fuimos hasta la punta de una montaña para ver bajar a los hombres, jóvenes, niños ataviados en sus trajes negros y rojos, la cara negrita y brillante cubierta de betún, y sus manos sosteniendo unos rifles artesanales.

domingo, 23 de diciembre de 2018

Wiu wiu



Pasan los rosados del atardecer escuchando noticias de sangre. Hoy es difícil apreciar la belleza, pero sin ella todo está muerto. Wiu wiu. Revolotea el pájaro de mal agüero en Kanaimö y su canto se escucha en todo el territorio pemón (y más allá). Por la ventana se asoma el gris del inicio de la noche. Las nubes resisten, los trazos rosas forcejean, pero es inevitable, la noche siempre llega.

Wiu wiu

—¿Quién eres tú, el alma de un compañero?

Wiu wiu sigue cantando.

Otra vez nos mienten. Otra vez nos van a matar. Otra vez la sangre. Otra vez el despojo.

Otra vez el pájaro que avisa de los peligros.

El alma se entristece.

La tierra escucha paciente el grito de los que caen. Las balas encuentran refugio en las copas de los árboles. Cuando Charlie abre los ojos, todo a su alrededor es rojo brillante. Memoria que se escurre por sus venas. Sus ojos en exilio observan la sabana. El derrame cauteloso de las nubes. El día convertido en desgracia. El bagazo de su caña ha quedado vacío. Ekatón.

“Han matado a uno de nosotros como si no fuese persona”.

jueves, 20 de diciembre de 2018

Noviembre



Noviembre en la Amazonía. Pisando la roca antigua, fundante, milenaria. Bañada de sangre por una guerra que no pedimos. 

Aquí sigo.

Escucho al sabio yekuana. Escucho al sabio pemón. Espíritu anciano que tambien habita en los niños de estas tierras. Cacurí. El Oso. Espesa Amazonas. Gran Sabana.